martes, 3 de mayo de 2016

CRUELES INTENCIONES (1999): EL MORBO DE LA JUVENTUD



Nueva adaptación de la novela "Las Amistades Peligrosas" (aunque más que una adaptación es una versión, pues el director y guionista Roger Kumble realidad sólo lo usa de punto de partida para hacer un refrito cuyo público debe ser el adolescente y postadolescente de la época, finales de los años 90) en plan juvenil con un elenco formado por guapos y jóvenes actores de moda del momento (Sarah Michelle Gellar, Ryan Philippe, Reese Witherspoon, Selma Blair, Tara Reid, Joshua Jackson) y alguna veterana de postín (la siempre elegantemente rancia Christine Baranski).



Una vez revisada tenemos una película con momentos interesantes y otros de humor chusco y de baja estofa. De hecho es raro que un film que juega al morbo y lo erótico apenas tenga desnudos (solo el culo, y de lejos, de Ryan Philippe) o escenas de sexo y guarreo (la mejor, el beso tierno y lleno de lenguas y saliva entre el personaje tonto e inocente de Selma Blair y la zorrona de Sarah Michelle Gellar que trata de enseñar a besar a su "amiga"), aunque lo más irritante es que no aproveche lo genial de la obra original y se revuelque en la tontería juvenil adolescente, en la historia romanticona (sin profundidad ni desarrollo dramático adecuado) pero todo con poca gracia y menos genio. Si al menos se hubieran preocupado de meter sexo a saco hubieran podido disimular mejor las carencias del guión...pero en fin, su director y guionista (que luego acabó en la tele) hizo una secuela para el mercado del vídeo y actualmente prepara un remake televisivo del film (!!). Así que ya vemos qué clase de material nos intentaron vender. De peli de serie A con jovenes estrellas pero que en realidad es más un telefilm barato con un guión idiota...





Eso sí, las dosis de morbo no son pocas: desde saber que Reese Witherspoon y Ryan Philippe ya salían juntos en la vida real (ella incluso se quedaría embarazada), el morbo fetichista de Sarah Michelle Gellar (se pasa el film con sandalias, su criada le hace la pedicura y no deja de mostrar sus lindos piececitos), la banda sonora con grupos de moda (entonces) como Placebo, The Cardigans, Fatboy Slim, Counting Crows, The Verve o Blur...y algunos diálogos con gracia como ese donde Sarah Michelle Gellar, para incitar a su hermanastro a una apuesta le dice que si gana "podrás metérmela por donde quieras" o cuando el personaje de Roland se quiere declarar por email a su amada Selma Blair y Ryan Philippe le dice "eso solo lo hacen los ciberfanáticos y los pedófilos".




Resumiendo, un film fallildo, muy de su época, con el valor de ver a jóvenes actores en la cima de su popularidad (y algunos muy olvidados) y que juega al morbo...pero en versión muy light. Una oportunidad desaprovechada poruqe la Gellar o la Witherspoon pueden dar mucho más de sí (incluso enseñando carne)

LO MEJOR: La presencia de jovenes estrellas como Reese Witherspoon y la Gellar que aunque desaprovechadas demostraban gran potencial. Los momentos de morbo (sobre todo el beso entre la Blair y la Gellar)...aunque sean poco atrevidos. Ah, y Selma Blair haciendo de tontita ingenua más caliente que le palo de un churrero...

LO PEOR: Aparte del flojísimo guión (y esa recta final babosa), los estereotipos gays y que se aleje tanto de la obra en la que se inspira...

EL MOMENTAZO: El beso tierno y placentero entre Selma Blair y Sarah Michelle Gellar, uno de los besos definitivos de la historia del cine!

No hay comentarios:

Publicar un comentario