martes, 10 de mayo de 2016

MADISON WOLFE: UNA PROMESA A TENER EN CUENTA



Debutó en On The Road de Walter Salles (la adaptación de la mítica novela de Jack Kerouac) y luego la hemos visto como la hija de Woody Harrelson en True Detective y en series como Scream o The Astronaut Wives Club, para encadenar en los últimos tiempos pelis como Trumbo: La Lista Negra de Hollywood, Joy, Keanu y Mr. Church (la nueva peli protagonizada por Britt Robertson). Pero el campanazo lo puede dar con la secuela de Expediente Warren donde será una niña atormentada por los fantasmas de turno (con un parecido físico a Joey King, actriz infantil del film original) y que pinta muy bien. Desde luego Madison Wolfe parece una firme promesa como nuevo talento del cine americano. Que quizá tenga que competir con nuevas promesas como Oona Laurence (uno de los talentos más potentes entre las actrices infantiles y de la que ya hemos hablado en este blog) o la británica y espléndida Raffey Cassidy (la niña robot de Tomorrowland y que ahora mismo rueda el próximo film de Robert Zemeckis protagonizado por Brad Pitt y Marion Cotillard, casi nada!). Quizá nadie se ha fijado aún en la discreta Madison Wolfe que, sin hacer ruido, ha ido evolucionando en su carrera, pero tiene el suficiente carisma y, esperemos, que talento para dar le campanazo este año...y si no al tiempo.

Madison Wolfe, con su rubio natural, en el estreno de Joy
 
Una de las espectaculares imágenes de Madison Wolfe en The Cojuring 2, la secuela de Expediente Warren
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario