lunes, 13 de junio de 2016

PIN...(1988): ESQUIZOFRENIA, INCESTO Y MUÑECOFILIA...




Basada en una novela de Andrew Neiderman el guionista de Terror En Amityville, Sandor Stern debuta en el cine con este Pin... después de varios telefilmes. Sandor dirige y escribe este film (que no deja de tener estética de telefilm) con una potente historia producida por René Malo (que luego sería productor de algunas entregas de la saga Scanners o participando en "Asuntos Sucios" de Richard Gere) sobre un chico que desde niño se obsesiona con un muñeco de anatomía de su padre (médico con consulta en casa) mientras su hermana es testigo de sus desvaríos sin poder hacer mucho al respecto. Así lo que un padre (interpretado por Terry O'Quinn, miniestrella por la saga El Padrastro...y luego famoso por ser el calvo cabrón de la serie Perdidos) cree que es algo educativo (hacer ventriloquía con el muñeco para enseñar a sus hijos, entre otras cosas, los secretos del sexo) acaba siendo contraproducente y criando a todo un psycho que cree que el muñeco es su amigo, tiene vida propia y delira en su presencia...

Los niños con el muñeco...inquietante...

¿Un film sobre un chico cuyo mejor amigo es un muñeco siniestro de plástico? Sí, era la época de Chucky (aunque también habría que fijarse en el film Magic de 1978 protagonizado por Anthony Hopkins...y su muñeco!) y no sería la primera ni la última peli en explotar el delirio de las relaciones con muñecos...muñecofilia! De hecho es impagable la escena donde la enfermera del padre acaba follandose al muñeco (ante la mirada del niño que anda por ahí escondido!). De hecho el film está lleno de sexo perverso, desde la niña mirando revistas de tetas hasta ese chico ya mayorcito leyendo poemas donde fantasea con violar a su hermana....si es que está hecho todo un psicópata de los buenos!

Cynthia Preston como la hermana guapa y promiscua del prota...es normal los deseos incestuosos con ella!


Chicos que hablan con muñecos, hermanas ninfómanas, incesto poético, asesinatos al estilo ventrílocuo,...si no fuera por a mencionada estética de telefilm, los actores mediocres y la pobreza de medios (artísticos y monetarios) podríamos haber estado ante una obra magna del género...pero se quedó en film de culto junto a otros films de calidad semejante (como Sssssilbido de Muerte, por ejemplo) más por la delirante e interesante historia que por su calidad intríseca. Una pena.

La impagable escena de la enfermera violando al muñeco...muñecofilia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario