martes, 6 de septiembre de 2016

LA HUÉRFANA (2009): UNA NIÑA SEDIENTA DE SEXO Y SANGRE



SI "EL EXORCISTA" ERA UNA PELÍCULA DONDE UNA NIÑA SE MASTURBABA CON UN CRUCIFIJO Y OBLIGABA A SU MADRE A HACERLE SEXO ORAL, "LA HUÉRFANA" NO SE QUEDA ATRÁS: AQUÍ UNA NIÑA MASACRARÁ A TODO EL QUE LE IMPIDA SU OBJETIVO: FOLLARSE A SU NUEVO PAPI ADOPTIVO...


Segundo film de Jaume Collet-Serra para la Dark Castle (la productora, apadrinada por la Warner, centrada en pelis de terror comandada por Joel Silver y Robert Zemeckis), productora que ya le dio la oportunidad de debutar en el cine con la interesante (y fascinante) La Casa de Cera (2005) y después de dirigir ese bodrio titulado Goool 2. Viviendo el Sueño (2007)...pero sin duda, La Huérfana, es la cima de su carrera como director hasta el momento (aunque haya tenido más éxito, en taquilla, con las pelis esas con Liam Neeson haciendo de neo-Charles Bronson). Pero dejemos a un lado a Jaume porque al fin y al cabo es un director marioneta de los productores, muy al estilo USA, y sus pelis no destacan precisamente por una estética propia o espectacular sino por la elegancia funcional de un producto americano bien hecho, sin personalidad pero con buen presupuesto (lo cual no es poco pero no da para ser el nuevo Kubrick del cine actual, claro).



Así pues hay que buscar en otros personajes e ingredientes el resultado fascinante y fascinador de La Huérfana, empezando, claro está, por el guión. Cuyo argumento se acredita a un desconocido Alex Mace y cuyo guión final recae en el también debutante David Leslie Johnson (que luego, sí, escribiría para films como Ira de Titanes o Expediente Warren 2 e incluso el propio Alex Mace produciría su guión para el film Caperucita Roja ¿A Quién Tienes Miedo?), un guión que sugiere algo tan original y/o delirante que se hace irresistible: unos padres se empeñan en adoptar un tercer hijo y acaban metiendo en casa a una niña tan perfecta, angelical y fascinante como, claro está, inquietante y destructora. Una niña que no tardará en hacer cosas raras...y convertir a la pseudo-idílica familia (pues en realidad tienen más problemas que un libro de matemáticas...incluyendo madre con alcoholismo galopante y niña pequeña con sordera profunda) en un amasijo de ruinas y escombros...pero, he dicho ¿original? Bueno, no tanto, en 1992 ya se estrenó otro film con niño adoptado que sembraba el terror en toda familia incauta que le daba por acogerle...sí, me refiero a esa serie B olvidada por muchos titulada Mickey con Brian Bonsall de prota y niño psicópata asesino (y futura y efímera estrella de la Disney), adelantándose incluso a El Buen Hijo (1993) otra peli de niño psicópata (pero con más presupuesto y menos sangre derramada) y presuntamente angelical encarnado por todo un Macaulay Culkin...Así que podríamos usar ese topicazo de: en el cine está todo inventado, joder.

Pero volvamos a la historia del film: un matrimonio con dos hijos (niña sorda y niño repelente) que ha pasado por una infidelidad del marido, el alcoholismo de la mujer y han perdido una niña en un parto que ha dejado esteril a ella...no se le ocurre otra cosa que, para combatir el estrés, adoptar a una niña de 9 años con pinta siniestra...sí, desde luego esta familia sabe lo que hace! Y claro, la niña perfecta y angelical no tardará en dar su verdadera cara sedienta de sangre y sexo (sí, he dicho sexo, señores)...y claro, la tragedia y el slasher está servido...




Desde luego La Huérfana, si se la analiza fría y calculadoramente no tiene mucho sentido. El guión es puro delirio, lleno de trampas y momentos inverosímiles, ahora bien, como film palomitero de entretenimiento es una joya. Bien es cierto que ese paisaje helado y nevado lo hace parecerse por momentos a El Buen Hijo (peli interesante pero blanda, vamos: sin sexo ni sangre) y que el montaje es algo brusco (escenas encadenadas sin ritmo alguno) pero ver a una supuesta niña de 9 años masacrando gente y más caliente que una perra en celo por su papá adoptivo no es algo que se dé en el cine todos los días. De hecho, siguiendo con el parecido a otras pelis, la niña extraña, ajena a la familia, seduciendo al padre y sembrando el conflicto en el matrimonio protagonista recuerda a la perversa Rebeca de Mornay en La Mano Que Mece La Cuna...pero en versión infantil, claro.

 El padrastro descubriendo los dibujos lujuriosos de su hija adoptiva

 Esther deseando follarse a su nuevo papi
 

Momentos tan impagables como Esther, la niña psicópata protagonista, amenazando a su hermanito de esta manera: "Si descubro que me estás mintiendo, te cortaré esa polla sin pelo antes de que sepas para qué sirve" no dejan lugar a dudas de que el film quiere impactar y mucho. Por no hablar de otras escenas donde la niña masacra a una monja o intenta acabar con casi todo el mundo que le rodea...excepto a su querido papi adoptivo al que en realidad lo que quiere es follárselo...y lo intenta, pero el buen hombre, medio borracho, no traga y obviamente nuestra prota psicópata no se toma muy bien que su papi no se la quiera meter por el culo!



Asesinatos premeditados, mala leche, psicopatía galopante, niñas con furor uterino...no falta de nada oiga, no se había visto algo tan degenerado y delirante desde la magistral El Exorcista (1973), cumbre del cine de terror transgresor. Y tampoco desde entonces habíamos visto a una niña tan cochina y pasada de vueltas (luego llegaría Hit-Girl...pero es poca cosa comparado con esto)...y eso que el guión original de La Huérfana era mucho más crudo y bestia ya que incluía a Esther ganándose la vida en Estonia prostituyéndose con pedófilos (???), además Esther mataba y descuartizaba a su familia adoptiva... y la escena donde la niña intenta seducir a su padre adoptivo era mucho más larga y sexual de la que finalmente vimos en pantalla. Así que como vemos tanto el guión como algunas escenas se recortaron para no pasarse de la raya con la brutalidad de un film protagonizado por una niña (quedando aún así lejos de la brutalidad de El Exorcista), pero obviamente los que adoramos el morbo nos hubiera visto ver una versión integra con todas las guarrerías imaginadas por los guionistas...

Sus casi dos horas de metraje también son excesivas y la recta final, unos 20 minutos, son el clásico core-que-te-pillo de cualquier slasher (lo mejor: cuando el padre adoptivo descubre los dibujos lujuriosos de la niña en su dormitorio) ...y solo la muerte final de Esther (¿alguien creía que sobreviviría esta mala puta?) es digna de los clásicos del terror moderno.


La pequeña hermanastra sorda...un papel clave y muy bien interpretado


Así que con unos créditos finales psicodélicos y deliciosos se da fin al film que en su versión DVD incluía 4 minutos y pico escasos de metraje inédito incluyendo un final alternativo...todo metraje poco interesante...sobre todo porque echamos de menos la escena completa de la niña seduciendo a su padre adoptivo que fue recortada del montaje final.

A pesar de todo, un clásico del terror de este siglo y un título ya mítico de ese delicioso subgénero tan prolífico de niñas inquietantes y guarrindongas del terror.

Esther en una posa que recuerda al final de Norman Bates en "Psicosis"



LA ANÉCDOTA: Los responsables del film querían a una niña rubia y angelical como protagonista pero en el largo casting con miles de candidatas Isabelle Fuhrman (que antes había participado en el polémico film Hounddog, acusado de ser pornografía infantil cinematográfica) les dejó tan impresionados que la ficharon con su estética de morena siniestra...

LO MEJOR: Sin duda la niña protagonista Isabelle Fuhrman que a sus 12 añitos borda el papel de psicópata descontrolada cual nueva Linda Blair. El morbazo de Vera Farmiga ejerciendo de milf histérica y sus escenas de sexo frustrado.

LO PEOR: Que la dirección es pobre y convencional, y que nunca veremos los momentos más brutales del film tal y como se concibió en principio.


Vera Farmiga e Isabelle Fuhrman en el estreno del film



1 comentario: