lunes, 26 de septiembre de 2016

LA VENGANZA DE JANE (2016): UN FILM DE CULTO INSTANTÁNEO



Un guión que a todo el mundo le gustaba y que prometía mucho (guión de la famosa black list de 2011). Un proyecto en que Natalie Portman lo aceptó como un reto personal (tras considerar los productores a la pelirroja Karen Gillan)...parecía que estábamos ante una de las prometedoras sensaciones del cine actual...un film que podía dar la sorpresa y arrasar....y sin embargo se fue convirtiendo en una película maldita. Desde Michael Fassbender teniendo encontronazos con la directora Lynne Ramsay (la de Tenemos Que Hablar Con Kevin) y marchándose del proyecto....luego la propia directora marchándose por discusiones sobre dinero con los productores...Jude Law que iba a reemplazar a Fassbender y que luego no apareció...Bradley Cooper que iba a ser el malo de la peli al final tampoco pudo hacerlo por problemas de agenda...total, que al final sería Gavin O' Connor quien se encargaría de dirigir, el actor Joel Edgerton pasaría de hacer del malo al personaje de Dan Frost (además de reescribir el guión) y Ewan McGregor se encargaría finalmente del papel del villano (si os dáis cuenta al final todos actores que ya habían trabajado antes con la Portman). Parece que la única que no se movió del sitio y tiró para adelante fue Natalie Portman convencida de la calidad del proyecto y del papelón que iba a interpretar. Y así es, un papel femenino potente y que la Portman bordó como ella sola sabe. Pero a pesar de que se rodó el film en 2013 (tras sustituir también al director de fotografía que se largó en solidaridad con Lynne Ramsay) pasaba el tiempo y se retrasaba el estreno....tanto que al propio Joel Edgerton le dio tiempo a escribir, dirigir y estrenar su propio film El Regalo con éxito de críticas y todo.



¿Qué pasó? ¿Por qué La Venganza de Jane tuvo tantos problemas? ¿Y por qué una vez solucionados los problemas tardó más de dos años en estrenarse en los cines? Según los rumores que abandonara la directora inicial pocos días antes del rodaje lo jodió todo. Retrasó el rodaje, algunos actores se tuvieron que ir por agenda, se empezó a inflar el presupuesto (de los iniciales 15 millones, buscados por la propia Portman como productora, acabaron en 25 millones), empezaron las constantes reescrituras del guión, la productora Relativity Media quebró, los hermanos Weinstein aparecieron para ayudar y distribuirla (y se esforzaron en un estreno en más de 1000 cines en USA...y solo pudieron recaudar un millón y medio escaso en lo que era un fracaso estrepitoso...incluso para ser un film indie)...incluso cuando por fin se iba a estrenar en Francia en 2015 los atentados terroristas de nuevo hicieron retrasar el asunto....en fin, calamidades, muchas de ellas por personas que a última hora no cumplen lo acordado.




Aparte de todo lo anterior también se ha rajado del film en sí mismo, como obra cinematográfica. Que si es soso, insípido, incoherente, que se nota la mano de todos los guionistas que han reescrito el film, que si el director es poco personal, que si no es tan feminista como se ha vendido...hasta se ha dicho que es un remake de Ana Caulder, el western protagonizado por Raquel Welch en 1971 donde hacía de una mujer que tras ser violada, y asesinado su marido, se tomaba cruel venganza...en fin, cada uno ha dicho lo que ha querido de la peli y muchos han aprovechado el fracaso comercial y el desastre del desarrollo del proyecto para hacer leña del árbol caido...y yo mismo tenía miedo de que mi adorada Natalie Portman hubiera firmado una peli que podría haber sido un bodrio infumable...

Pero cuando me puse a ver el film me olvidé de todo y disfruté inesperadamente de lo lindo. Tanto que volví a verla por segunda vez para asegurarme de que no era una ilusión.

El film se inicia con Jane (Natalie Portman) contándole a su hija pequeña un cuento...es 1871...Jane vive en una granja en medio de la nada...de repente aparece su marido con cuatro balazos en el cuerpo y sin fuerzas ni para tenerse en pie...Jane le socorre al verle por la ventana...le intenta curar las heridas...pero lo peor es que su marido se ha cruzado con su antigua banda de forajidos (la banda de Bishop) y están buscándole...o sea, que no tardarán en llegar a la granja y arrasar con todo...en ese momento Jane tiene que decidir qué hacer...y lo que decide es llevar a su hijita con una amiga y buscar ayuda para enfrentarse a la banda de Bishop ya que su marido no puede ni moverse...la única ayuda que solicita es la de un antiguo amor, Dan Frost, que vive en otra granja...en principio Dan le niega la ayuda...Jane se marcha y se va a comprar todas las armas, munición y explosivos que pueda pagar...aunque sea sola está dispuesta a enfrentarse a la banda de Bishop con la que tiene antiguos recuerdos no muy buenos...

Pero mientras asistimos a lo que sucede en el presente el film nos va mostrando en flashbacks detalles de la historia pasada de Jane, su relación con la banda de Bishop, con su antiguo amor y prometido Dan Frost...con su primera hija...que en el presente no está...y vamos comprendiendo el puzzle de su vida y de la historia que nos tratan de contar.



Por el medio planos icónicos como esa Jane llevando su caballo a pie de las riendas y cruzando frente a una pequeña ermita o los momentos en que Jane tiene que ejercer la violencia más brutal a punta de revólver (hay solo dos escenas donde Natalie Portman usa el revólver pero las dos impactantes). Tampoco falta los momentos de dolor (Jane obligada a prostituirse, Jane enterándose de la muerte de su hija) y de instrospección con Natalie Portman entre sombras de la noche contando a su ex-prometido cómo le ha ido en la vida y soltando frases como "La vida dejó der ser algo que se vive para ser algo que se padece".

Un triángulo amoroso complejo como hacía tiempo que no se veía en el cine, una mujer enfrentándose a la vida a golpe de pistola, Natalie Portman convertida en un icono estético con ese abrigo y ese sombrero que a ratos recuerda a la versión femenina de El Jinete Pálido de Clint Eastwood...no le faltan alicientes y magníficas razones para deleitarse con el film. Tiene una buena historia, buenos actores (sobre todo la Portman), una fotografía ocre y polvorienta (muy alabada por algunos) y un estilo elegante y sobrio con algunos detalles estéticos de gran calidad (esos planos de las ventanas, los planos de Jane y su sombrero, los momentos tiernos de Jane con sus hijas, el primer disparo de Jane al primer malo maloso....)

No, yo no diría que sea un western feminista (incluso sus responsables han exagerado el contenido feminista del film) sino un film del Oeste protagonizado por una mujer que se ha hecho fuerte a la fuerza y que ha sabido encarar cada situación. Pero no hay un discurso feminista ni político evidente, ni siquiera filosófico. Es una historia de amor, de supervivencia, de cómo se superan las putadas de la vida y de cómo tomamos decisiones muchas veces sin saber toda la información que debiéramos tener...o sea, en eso es muy realista, en los conflictos humanos (amor, dolor, rencor, celos) y como buen film indie no se trata de mostrar duelos al Sol, ultraviolencia esteticista ni malos contando chistes en plan Marvel. No, el film es más intimista, más realista, a veces poético y sobre todo donde el perfil de la mujer que retrata está lleno de matices y detalles que conforma la complicada vida que ha debido afrontar...




O sea, La Venganza de Jane es una gran película. A la que se le puede criticar por algunas cosas (¿el guión reescrito por Joel Edgerton resulta que favorece a su personaje? Es posible. ¿El final "feliz" es más propio de un film de Hollywood de gran estudio? Sí, también es posible!) pero que está lejos de ser un bodrio o un film sin sentido. Es un peliculón con una gran historia y una Natalie Portman que borda su mejor papel desde...sí, Cisne Negro de 2010. Podría haber sido un film más brillante, un film más espectacular, un film con más éxito....sí, podía haber sido todo eso y más. Pero ahora mismo se ha convertido en un film maldito, de amargo recuerdo para muchos de sus responsables pero que algunos ya reivindicamos como film de culto. La Venganza de Jane es un film de culto, que solo vamos a adorar unos pocos de cinéfilos empedernidos.

LO MEJOR: Sin duda Natalie Portman bordando un papel que ama profundamente. La historia es digna de ser contada, ojalá muchas pelis tuvieran tanto qué contar como en esta, no hay muchos guiones con buenas historias que contar en la actualidad.

LO PEOR: Ewan McGregor como villano, a pesar de su caracterización (casi irreconocible) es un actor que me da mucha alergia y su papel podría haber sido algo más crudo y mejor terminado. La recta final del film sin ser decepcionante para nada podría haber sido algo menos "Hollywood".


No hay comentarios:

Publicar un comentario