viernes, 7 de octubre de 2016

FREEHELD (2015): LA MUERTA AL HOYO Y LA VIVA AL BOLLO




Cuando Ellen Page fichó para hacer esta película (que está basada en hechos reales y en un documental) aprovechó para anunciar a los cuatro vientos que era lesbiana (como si no lo supiéramos de antes), se supone que para apoyar y ayudar a las jóvenes lesbianas del mundo...así que era lógico dar por hecho que Freeheld más que una peli iba a ser un panfleto sobre los derechos de los gays. Toda la información y críticas del film se fueron decantando por la apariencia del típico telefilm sobre problemas sociales...algo tan necesario como aburrido. Pero uno es fan de la Page (y Julianne Moore también tiene mucho morbo) y se traga cualquier peli suya, por muy bodrio que pudiera ser.



Así Freeheld es la historia de como Dana Wells (Julianne Moore) lucha para que su pensión de policía (después de 23 años de brillante servicios) sea concecida a su pareja, Stacie Andree (Ellen Page) con la que ya era pareja de hecho pero que no ha podido casarse por las leyes en vigor, lo que plantea problemas a la hora de las pensiones de viudedad. Es esa lucha el centro del film aunque buena parte del inicio se centre, es obvio, en la relación romántica entre Dana y Stacie, aunque la verdad es que dicha historia, tal y como se muestra, es muy aburrida y convencional (que nadie espere grandes momentos románticos ni sexo salvaje....es todo tan soso y políticamente correcto que aburre a las ovejas). La cosa se anima cuando empieza la lucha por la pensión y tal para que Stacie pueda cobrarla cuando Dana estire la pata. Con la aparición de Steve Carrell como activista judio ultragay la cosa se anima mucho (y por fin hay algo de humor) ya que el trío protagonista (Julianne Moore, Ellen Page y Michael Shannon) pareciera que tienen miedo a dejar de ser solemnes, ya que se trata de un film con mensaje social: las lesbianas son seres humanos normales y tienen derecho a pensiones de viudedad.

Carátula del documental premiado con el Oscar en que se basa el film



Dirigida por Peter Sollett (el de Nick y Nora, Una Noche de Música y Amor) y escrita por Ron Nyswaner (el guionista de Philadelphia, otro film de reivindicación de derechos) Freeheld es un film que empieza de una manera muy sosa (hay pocas parejas con menos química en pantalla que Julianne Moore y Ellen Page, por no hablar de sus horribles cortes de pelo!) y se va animando conforme se unen a ellas otros personajes (Michael Shannon, Steve Carrell) y empieza la lucha y las manisfestaciones ante la injusticia social en cuestión. Pero el film fracasa brutalmente en cuanto a obra de arte, es una obra falta de matices (nada sabemos de las protagonistas en realidad, ni de su personalidad ni apenas de su pasado), de claro-oscuros (aquí hay buenos y malos, simpáticos y antipáticos y punto) y solo vemos las cosas positivas de unos y las negativas de otros, aquí no parece haber mucha gente con cosas negativas y positivas...es todo muy plano, simplista y hasta maniqueo.

 Julianne Moore y Ellen Page, no son madre e hija sino novias


La prota que se muere de cáncer y reivindica sus derechos es la misma que ha estado toda su vida fumando como un carretero y ahora sufre cáncer de pulmón. Sobre ese hecho el film ni se pronuncia (solo vemos a la prota fumar y fumar y fumar....) porque aquí de lo que se trata es de sacar un resumen de su heróica lucha por la igualdad de derechos. Lo del tabaco y el cáncer a nadie (del film) le interesa. Lo que si se aireó en su momento es que un colegio católico impediera el rodaje en sus instalaciones por culpa de la "homosexualidad", cosa que le venía bien al film, claro.

En realidad el film se basa en el documental (corto documental premiado con un Oscar) que Cynthia Wade hizo sobre la Dana Wells de la vida real, así Cinthya también es productora del film (junto a Ellen Page), por lo que explicaría lo esquemático del planteamiento (y lo aburrido). Curiosamente encontramos una banda sonora firmada por Hans Zimmer y el mítico guitarrista de los Smiths Jonnhy Marr y la mismísima Miley Cyrus (estrella muy involucrada en reivindicar el matrimonio gay) aporta la balada Hands Of Love que podemos escuchar durante los créditos finales.



Resumiendo: como fan de Ellen Page me he tragado este film y aunque tiene sus momentos logrados (sobre todo los momentazos de Steve Carrell) no pasa de ser otra peli (o telefilm) de tema social más preocupada por decir lo que pasó que por hacerlo con arte y poesía. Pero claro, hasta los documentales puden tener arte y poesía ¿Por qué Freeheld no la tiene? ¿Por qué Julianne Moore va con el piloto automático y nos importa poco su maquillaje para parecer enferma? ¿Por qué en un film tan reivindicativo y comprometido la Moore ni siquiera se quiso rapar la cabeza? ¿Por qué si Julianne Moore aparece con un corte de pelo fiel al de la persona real en cambio Ellen Page usa un corte de pelo que nada tiene que ver con la persona real a la que interpreta? ¿Por qué hay tan poca valentía al contar los hechos y nunca vemos nada realmente conmovedor ni crudo que nos haga hervir la sangre en las venas? ¿Por que la escena de sexo entre Ellen Page y Julianne Moore no llega al sexo? ¿Por qué hay tan poco romanticismo entre la pareja protagonista como si no se quisiera mostrar la realidad y pareciera más el retrato de dos santas?...Uf, muchas preguntas sin respuestas de un film fallido, que solo quería lanzar un mensaje pero que al contrario de Philadelphia (que si tuvo repercusión y ayudó a mejorar las cosas, porque era un film de un gran estudio con estrellas y mucha publicidad) un film como este indie, de bajo presupuesto y poca distribución solo interesará a los ya convencidos....ningún homófobo ni enemigo de los derechos de los gays va a ver esta peli...que seguro que ni sabe que existe. Una pena.

 Steve Carrel, el único que no es un soso en el film





LA CURIOSIDAD: Como ya es costumbre en Ellen Page de nuevo podemos verla con una chaqueta con capucha, esta vez de color rojo (igual  que en Hard Candy o Juno). Ella ya ha dicho que siempre intenta convencer a los directores de sus films para que le dejen lucir una capucha....manías de la chica.

LO MEJOR: Steve Carrell animando el cotarro.

LO PEOR: Que tenían razón los profetas y el film es un telefilm soso, simplista y sin arte ninguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario