lunes, 31 de octubre de 2016

INVASIÓN (2007): UNA GUAPÍSIMA NICOLE KIDMAN SE ENFRENTA AL HORROR



Después de la versión original de La Invasión de los Ladrones de Cuerpos, el magnífico y mítico remake de 1978 y la nueva y cutre nueva versión de Abel Ferrara en los 90's no era ilógico que en el siglo de los remakes y refritos por excelencia a alguien se le ocurriera otra nueva versión de la novela (porque todo esto venía de una novela). Ese alguien era el legendario productor Joel Silver (Jungla de Cristal, Matrix, Arma Letal, Depredador, etc) que fichó al prometedor Oliver Hirschbiegel (director alemán obsesionado con Hitler, de ahí sus pelis El Hundimiento y la reciente 13 Minutos Para Matar  Hitler, aunque también conocido, y reputado, por su primer film en cine El Experimento de 2001) para hacer una nueva versión de la historia de la mano de la Warner. Bien, todo parecía perfecto para un éxito en taquilla e incluso artístico....pero desde el primer momento hubo problemas con el proyecto y la producción: desde Daniel Craig ausentádose del rodaje porque le habían fichado para ser James Bond (estaba claro que ser James Bond le interesaba más que el film Invasion) hasta accidentes en el rodaje que pudieron acabar muy mal para Nicole Kidman entre otros, hasta un nuevo director para filmar de nuevo gran parte del metraje del film (ese director sería James McTeigue, mano derecha de los Wachowski y director de V de Vendetta) ya que el montaje original no gustó a la Warner y los hermanos Wachowski, colegas del estudio, echaron una mano reescribiendo el guión (de ahí el fichar a McTeigue para rodar el nuevo material). Cuando todas estas historias y otras más llegaron a oidos de la prensa se declaró al film unproyecto maldito y cuando llegó a los cines americanos el fracaso fue absoluto. En la taquilla USA apenas recaudó 15 millones...en un film que costó más de 80, y luego en el resto del planeta también sucumbió con lo que la recaudación mundial apenas llegaba a la mitad de lo que costó la película. Todo un batacazo, sobre todo porque se esperaba mucho del proyecto hecho con tanto mimo...pero que se fue estropeando poco a poco....hasta el desastroso resultado económico y de crítica.



Pero lo curioso de todo esto es que en su momento yo vi el film, sin esperar mucho, y me encantó. No ya porque mi adorada Nicole Kidman salía más guapa y elegante que nunca sino que el guión era profundo y el estilo visual fascinante, por no hablar de un desarrollo equilibrado y entretenido. Si había que ponerle una pega (sobre todo con respecto a la magnífica versión de 1978 con ese final tan desolador!) era ese final esperanzador que no feliz.

 Veronica Cartwright en el film, un guiño al remake de 1978





En la nueva versión Nicole Kidman es una psiquiatra mientras que la noticia del momento es que un transbordador espacial ha tenido un accidente al regresar a la Tierra, ha explotado en el aire y los restos han caido por medio USA con el añadido de que informan de que esos restos están contaminados. Paralelamente se declara una pandemia de una extraña gripe en USA...y todo el mundo debe ser vacunado (en realidad una estrategia de los alienígenas para infectar a todos los seres humanos). La psiquiatra interpretada por la Kidman se va dando cuenta del comportamiento extraño de muchas personas de la calle y de su alrededor...empezando por el marido de una paciente (interpretada por Veronica Cartwright, que ya actuaba en el mítico remake de 1978 La Invasión de los Ultracuerpos). Además la Kidman tiene un hijo pequeño al que debe dejar con su padre (que fue de los primeros infectados) y un amigo médico (Daniel Craig) con el que se lleva muy bien (casi en plan romance) y al que acudirá para llevarle unas muestras extrañas de piel....pista indudable de la invasión alienígena que se está desarrollando en silencio...con el tiempo la Kidman tendrá claro que están siendo invadidos...pero a ella lo que más le importa es recuperar a su hijo....





Elegante y visualmente brillante, con diálogos filosóficos deliciosos como ese de la Kidman con el embajador ruso el cual le dice a ella: "La civilización es una ilusión, seguimos siendo animales". Ese diálogo es el centro de la filosofía del film, ya que añade el embajador que para un mundo en paz y justo deberíamos dejar de ser humanos, porque los seres humanos somos unos hijos de puta. Que razón! Pero en esta nueva versión de la historia también se aprovecha las nuevas tecnologías (internet, móviles) aunque sin agobiar, ya que todo tiene un aire neoclásico (desde la ropa de la prota hasta el cartel de la peli) que hará las delicias de los fans veteranos de la ciencia ficción mezclada con el terror, ya que ése sería el género al que pertenece el film, por supuesto.



También la historia se centra en esa madre protegiendo a su hijo, lo que le da más profundidad emocional y sentimental a la (des)ventura de los protas. Y no faltan las escenas de horror, transformación, violencia y acción (impagable esa Kidman conduciendo un coche en llamas y guiada por su amigo desde un helicóptero ya que ella no tiene visión para saber por donde va!)



Lo dicho, una Nicole Kidman impecable y encima guapa y elegante como pocas, acción, horror, reflexiones profundas sobre el mundo, al sociedad y la condición humana....¿se puede pedir más? Si hasta tenemos escenas sexys con la Kidman en plan milf por la casa con ese pijama blanco semitransparente que levantan el ánimo a cualquier fan heterosexual....y termina con esa gran frase que dice uno de los personajes: "Para bien o para mal volvemos a ser humanos"

 Nicole Kidman y su pijama transparente...nunca una madre había sido tan sexy en la intimidad...



LO MEJOR: Nicole Kidman en la cima de su talento y belleza. La profundidad del guión y el estilo visual fascinante. Un gran film de zombis sin zombis!

LO PEOR: Que se nota que Daniel Craig hizo el film por el dinero, solo por eso.

LA CURIOSIDAD: En el mismo año del estreno del film Daniel Craig y Nicole Kidman también protagonizaron otro film La Brújula Dorada con cierto éxito de taquilla aunque peores resultados artísticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario