lunes, 31 de octubre de 2016

LA LISTA (2008): ROMANTICISMO TURBIO, SEXO ANÓNIMO Y MICHELLE WILLIAMS GUAPÍSIMA


Ewan McGregor es un auditor de empresas tímido y solitario...ve la vida pasar mientras los demás follan y se enamora...todo cambiará en su vida cuando un tal Wyatt (Hugh Jackman) el típico hombre simpático, guapo, triunfador y mujeriego se haga su amigo y le empuje a conocer el mundo y la vida...cuando por accidente intercambian sus teléfonos móviles y Wyatt se vaya de viaje a Londres el auditor tímido descubrirá que su nuevo amigo está metido en una lista de citas sexuales anónimas donde la gente se llama sin conocerse para tener sexo anónimo. Aunque en su vida ya había cambiado algo cuando un día en el metro se cruza con una misteriosa chica a la que no puede seguir...en esa lista volverá a verla y entonces se enamorará de ella...lo cual será algo que pondrá su vida en peligro...de una manera que nunca hubiera esperado....



Fascinante film de estética cuidada (el director de fotografía es el Dante Spinotti, de pelis como Heat o El Dragón Rojo) rodada en siete semanas basada en un guión que después de reescrito por el propio autor y el director fue finalmente Hugh Jackman que quién como productor, junto a su colega John Palermo (productor de las sagas X-Men y Lobezno), y estrella pudo hacer realidad el film. Una de las curiosidades del proyecto es que el director de fotografía y el director Marcel Langenegger (cada uno apasionado de un formato, el primero del cine digital, el segundo de rodar aún en celuloide) llegaron a un acuerdo para rodar el film en digital y en celuloide: las escenas nocturnas o con poca luz se rodarían con cámaras digitales y el resto con celuloide.



El contable enamorándose de la misteriosa S


Pero aunque el film juega mucho con ese argumento de intriga, giros sorpresa y malos retorcidos en el fondo es la muy romántica historia de amor entre el auditor, un contable, y la misteriosa chica de la noche de cuyo nombre nunca nos enteramos (interpretada por la maravillosa Michelle Williams y que en el film apenas adivinamos su inicial: S) ni tampoco de su pasado (aunque senos dan algunas borrosas pistas...). Michelle Williams que, aparece poco pero siempre con un halo especial de fascinación y belleza, es el eje de todo en realidad. La causa de la desgracia y la felicidad, a la vez, del protagonista. Si en algún momento el espectador ve poco creible el guión que es que nunca ha sentido un flechazo de amor por una desconocida y no ha hecho tonterías por ella. En ese sentido La Lista es un film terriblemente romántico, o sea terriblemente humano.



 La belleza turbia del personaje de Michelle Williams


El film cuenta con el aliciente, además, de esa lista sexual y es que la idea de la lista sexual por teléfono está sacada de la realidad, de clubs y sociedades privadas donde se realizan esas citas anónimas de sexo. Pero nunca fue el sexo la base del argumento (por mucho que la promoción lo utilizara como gancho, claro). Así en los encuentros sexuales del prota vemos desfilar largos cameos de actrices como Natasha Henstridge o Charlotte Rampling (o sea, bellezas jóvenes y maduritas, un poco de todo para hacerlo más realista) que se acuestan anónimamente con el prota. Aunque más sexy resulta el encuentro sin sexo del contable con S ya que hablan de sexo sin practicarlo, llegando al clímax en ese susurro de Michelle Williams que define el deseo sexual como "follar y chupar" ("fucking and sucking" en el original) demostrando que con palabras se puede excitar incluso más que con caricias. Y es que la presencia fascinante y bellísima de la Williams da sentido, sentido humano, a todo. Además convirtiéndose la Williams en una rubia muy a lo Hitchcock (el director hace más de un guiño en ese sentido, llenando el film de detalles y referencias que solo los muy atentos podrán disfrutar), muy "mujer fatal" de película, lo cual le da un encanto especial. Uno de esos personajes femeninos qu ecuanto más breve son sus apariciones más atrae al espectador.


 Michelle Williams seduciéndonos en pantalla....


Film que fue un fracaso en taquilla en su día (tampoco la crítica cinéfila fue bondadosa con ella) pero que hoy hay que recuperar como el film de culto que es: visualmente brillante y artísticamente una joya con un guión interesantes, buenos actores (sobre todo Jackman haciendo de malo y la Williams seduciéndonos) y un final tan sutilmente romántico que te hace soñar. Y si alguien tiene ganas de más siempre puede visionar Sin Control (2005), un film donde se desarrolla un triángulo sórdido muy parecido al de La Lista y protagonizado por Clive Owen, Jennifer Aniston y Vicent Cassel.

LO MEJOR: La fascinante y misteriosa presencia de Michelle Williams, toda una belleza frágil y de pasado inquietante.

LO PEOR: McGregor siempre resulta muy soso...aunque aquí eso le viene bien a su personaje. Y se echa en falta algo más de sexo...más que nada porque la Williams es un auténtico oscuro obejto del deseo...

S en su último plano del film....

No hay comentarios:

Publicar un comentario