jueves, 30 de marzo de 2017

DRÁCULA DE BRAM STOKER (1992): COPPOLA Y LA TONTERÍA EN ESTADO PURO


El Silencio de los Corderos (1991) con su lluvia de Oscars hizo respetable, por fin, el cine de terror. De ahí que Coppola le diera por hacer su "Drácula de Bram Stoker" y eso nos llevara a una moda de cine de terror clásico que dio como fruto pelis de desigual calidad como Lobo (1994), Frankenstein de Mary Shelley (1994) y la cima del género: Entrevista con el Vampiro (1994).



Pero si hace 25 años yo veía el Drácula de Coppola y me pareció soporífera y un atentado al buen gusto, revisada hoy de nuevo me sigue pareciendo la misma mierda que entonces o incluso peor. Desde su estilo gótico-arcaico hasta el desvarío de sus actores todo da repelús (en el mal sentido de la palabra). Entiendo que Coppola quería arriesgar con pretendidas nuevas técnicas estéticas que en realidad rebuscaban en la arqueología del pasado del cine....Murnau y Browning andan por ahí...los juegos de sombras, el fantastique más pretencioso y recargado...y un elenco de actores horrible con Keanu Reeves y su cara de niñato, Gary Oldman haciendo lo único que sabe hacer: sobreactuar al 120%, y un Tom Waits que no pinta nada, salvo la mona.



 Winona Ryder y su amiguita...al menos alegran la vista...



Es increíble que Winona Ryder convenciera a Coppola para este proyecto y el resultado fuera tan estrambótico y absurdo. Un guión quenadie se puede creer, una estética que anda entre lo trasnochado y lo que hoy llamaríamos hipster y que sume al este Drácula en un objeto rancio, caduco, con erotismo de cartón piedra y mucha estupidez supina. Y encima el protagonista, Drácula, parece una mezcla amorfa entre el emperador Palpatine de Star Wars y el Hannibal Lecter de la época (sí, Anthony Hopkins también aparece, en un papel insulso).

Momentos ingenuamente lésbicos...


Winona Ryder con furor uterino y bamboleando las tetas bajo el camisón no están mal pero es muy poca cosa para un film de esteticismo rebuscado y que se pierde en lo teatral y lo operístico. Intanfil, disparatada....todo es poco para definir este montón de mierda que al fin y al cabo fue el último estertor real de la carrera de Coppola en el cine (cineasta sobrevaloradísimo cuyas mejore sobras son La Conversación y La Ley de la Calle, muy superiores a sus Padrinos o la infumable Apocalipsis Now). Normal que haga siglos que nadie le deje rodar sus tonterías....

LO MEJOR: La escena de Winona Ryder corriendo en camisón mientras le bailan los generosos pechos...

LO PEOR: Todo en general, pero especialmente irritante la sobreactuación de Gary Oldman montando su habitual show de gestos exagerados....

Abajo el mejor momento del film: Winona Ryder y su camisón...

11 comentarios:

  1. Hasta para escribir una reseña negativa sobre una película muy valorada se necesita talento. Hasta para ser cáustico se necesita pericia. No hay nada de eso en esta reseña. No se lamenta que este texto vaya en contravía a la opinión general, sino la poca credibilidad que tiene. Esta reseña no hace, ni siquiera, flaquear un poco el jucio que se tiene sobre esta cinta. No desmitifica, ni por asomo, esta película de culto.
    El Drácula de Coppola es una historia de amor sobrenatural, tal y como lo es la novela de Stoker. O uno se queda con el romance trágico, que no desmerece en ningún momento, o con el horror en estado puro, el cual personajes como Lugosi y Lee encarnaron hasta el hartazgo. Una cosa sí es cierta: de entre todas las películas de Drácula, la de Coppola es la única que se basa directa y con alta fidelidad sobre la obra de Bram Stoker. Sus antecesoras, todas fueron válidos derivados de otras adaptaciones. Solo basta mencionar cómo la cinta de Browning adapta una obra teatral y no la novela misma.
    Un saludo.

    -Mauro Vargas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se puede decir más alto, pero no más claro

      Eliminar
  2. Supongo que esto está escrito por llamar la atención, y nada más. Conmigo lo ha conseguido; he entrado con curiosidad, por ver que tenía que decir un titular tan amarillista. Ya veo que poco o nada, más allá de críticas banales y muy superficiales, las cuales podrían valer para cualquier otra obra de culto.

    Como dice Mauro más arriba, para hacer una crítica negativa a una obra de arte, hay que saber hacer y tener talento al nivel de la obra. Al menos esperaba un texto de opinión donde agarrarme a algo, ya que es una de mis películas favoritas de todos los tiempos, por ver si un servidor estaba equivocado en algo. Pero he encontrado un texto valedor de cualquier muro de Facebook, o de red social que permita un número de caracteres que supere a un tweet.

    Mi visita la tienes, pero por supuesto no compartiré semejante tontería en estado puro.

    ResponderEliminar
  3. Comparto lo que piensan los anteriores post. El escrito no deja ver un criterio sólido para realizar una crítica de las dimensiones que sugiere el título.

    ResponderEliminar
  4. Que porquería de crítica... no veo ni un mero intento por dar argumentos sólidos que no sea alguna descalificación gratuita rellenada con insultos baratos... definitivamente no entraré más a este blog, una basura.

    ResponderEliminar
  5. Me ofrezco para darle una clase gratuita de cine. No se si vas a leer esto, pero te faltan muchísimas nociones sobre el lenguaje cinematográfico. La verdad, es bastante ridículo. Yo me ofrezco a darte una clase GRATUITA sobre el cine, desde sus principios hasta ahora. Lo siento si te ofende pero, haces unas críticas de opinión de la misma manera que la haría un niño de 10 años.

    ResponderEliminar
  6. Y yo que tenía previsto escribir sobre "El Último Samurai"...pero el DVD no funcionaba y tuve que ver "Drácula" y acabé escribiendo de ella por accidente...qué cosas....

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo con todos vosotros. He entrado aquí buscando una argumentación de calidad y me he llevado una gran decepción. Está claro que tan solo busca provocar y visitas a su blog al precio que sea. No vuelvo.

    ResponderEliminar
  8. O sea... que, según tú, lo mejor de la película es el pecho de Ryder...
    Tu opinión sobre la película me parece ridículo, casi tanto como tu escado respeto hacia las mujeres.

    ResponderEliminar
  9. No eres más tonto porque no entrenas, majete.

    ResponderEliminar
  10. Una vez fui al baño a cagar, me senté en el inodoro y sentí que mi mierda se metió a mi culo, no tenía cómo explicar eso entonces me levanté,¡y vi que era una rata que se había metido en mi ano! Exaltado, pujé con todo el poder de mis musculos anales y la rata salió disparada, fue como dar a luz para un hombre, entonces la agarré, la crié y la llamé "bobo, el escarba anos". Luego de varios meses murió y estuve en una depresión tan grande que empece a tratar mal a las personas, insultar sin sentido, sin darme cuenta logré hacer que mi familia se separe y me quede solo de por vida, nunca más volví a ser feliz.

    ResponderEliminar