martes, 30 de mayo de 2017

EVERY DAY (2010): EL ABURRIMIENTO DE LOS PROBLEMAS DOMÉSTICOS



Escrita y dirigida por Richard Levine (que venía de la tele y sigue en ella, y debutaba en largo con este film, lo conocemos sobre todo por las series Nip/Tuck, Masters Of Sex)  lo que cuenta el film es el día a día de una familia formada por un matrimonio y dos hijos a la que se suma el padre de ella, de la esposa, que no es más que un viejo cabrón enfermo que se debate entre dar por culo o intentar suicidarse. Con las cosas así las cosas se ponen feas en casa y así el marido (guionista de televisión) acabará tonteando con una compañera de trabajo porque su mujer está amargada con la nueva resposabilidad de su padre y no le da nada de cariño ni sexo. Por su parte la esposa las pasa putas encargándose de su padre, los niños, la casa, la cena...e intentar resucitar su carrera.



Una historia con la que mucha gente se identificará (maridos infieles o tentados de serlo, esposas agobiadas por las cargas familiares y domésticas, hijos confusos como es natural a su edad, ancianos encarando la deprimente recta de sus vidas...) y en la que vamos a encontrar interesantes reflexiones sobre lo que nos cuentan y que nos suenan tan familiares (o tópicas, claro). Todo ello con un tono indie muy del siglo XXI (con lo bueno y lo malo de ese estilo donde pueden brillar los actores pero perder frescura lo que se supone que se nos muestra como fresco, cine natural) que hace que la peli sea interesante pero que no vaya a cambiar el curso de la historia del cine, claro.



La familia feliz que no era feliz...



Un film pequeño, sencillo y con un elenco acertadísimo (el casting es, por una vez, ejemplar) con Helen Hunt como esposa y madre agobiada, Liev Schreiber como esposo tentado de ser infiel (y que intenta aceptar la homosexualidad de su hijo), Carla Gugino como sexy y atractiva amiga del trabajo que tienta al esposo, Ezra Miller como hijo adolescente gay y sus escarceos y Brian Dennehy (al que siempre recordamos como el sheriff chulesco que le tocaba las narices a Rambo) como anciano cabrón y enfermo....un film sobre personas creible y que logra su objetivo: contar una historia humana y con moraleja final.






LO MEJOR: La naturalidad de la propuesta aunque tenga ese tufillo indie inevitable. Lo guapa y sexy que está, una vez más, Carla Gugino.

LO PEOR: El tufo a cine indie y que Helen Hunt pierda el tiempo con estas cosas cuando su carrera anterior fue tan brillante y popular.


No hay comentarios:

Publicar un comentario