martes, 20 de junio de 2017

STRAIGHT OUTTA COMPTON (2015): ¿HÉROES O ESCORIA?



Dirigida por F. Gary Gray (director de Friday de 1995 debut como guionista de Ice Cube) y producida por Ice Cube, Dr. Dre y la que fuera mujer de Eazy-E (o sea, los líderes del mìtico grupo de hip hop N.W.A.) con un puñado de guionistas mercenarios cuadrando la historia esto es el biopic definitivo de una banda de hip hop cuyo objetivo era conseguir "zorras y dinero" pero que por el camino se convirtieron (o los convirtieron) en defensores de la libertad de expresión en USA. Perseguidos y acosados por la policía e incluso el FBI y luego recibidos por el presidente de los USA (al menos a Eazy-E) el ascenso al estrellato más polémico de N.W.A. se intenta aquí contar como una epopeya de la raza afroamericana jodida por las circunstancias y el brutal racismo americano, por no hablar de la policía de Los Angeles que son, según el retrato del film, poco menos que Satán con porra (ejerciendo la violencia como si del Mal Absoluto se tratara)...pero de las drogas, las zorras y las tropelías del grupo se habla poco y suavizando mucho las cosas...¿deformando esa realidad que ellos con tanto orgullo dijeron plasmar en sus brutales letras?



Con este film se habló de ejercicio de los miembros del grupo por autohomenajearse a mayor gloria de sí mismos. También se acusó al film de blando. Y de no contar toda la verdad (o dejar de contar asuntos más turbios y feos). Es cierto que mientras al personaje real de Marion "Suge" Knight se le retrata como un psicópata violento y peligroso (un auténtico hijo de puta insoportable) al resto de personajes se les muestra como víctimas de sus circunstancias y al final como héroes con sentimientos positivos y hermanos reconciliados tras batallas y desencuentros varios....¿Un film real o un cuento transformado para quedar lo mejor posible como héroes del guetto que lograron salir de la basura callejera que les tocó vivir?

¿Qué hubiera pasado si el film lo hubieran dirigido iconos del cine afroamericano como John Singleton o Spike Lee? ¿No eran ellos perfectos para el proyecto? Porque F. Gary Gray es un director comercial y correcto pero lejos de tener un talento visual y una personalidad que nos entregue un film potente y brutal tal como merecía una historia así: la de uno de los grupos más bestias de la escena del hip-hop de los 80's y 90's.





Al final el film parece más bien encargo para un mamporrero que ayude a los productores y guionistas a poner en imágenes una historia de gloria y redención, de heroismo social y reclamación de justicia, y de paso presumir de revolucionarios y mil cosas más. Pero N.W.A. era, ante todo, una banda de raperos machistas y homófobos cuya violencia verbal solo demostraba que habían crecido en el guetto apaleados y rodeados de las peores circunstancias. ¿Héroes de la Sociedad? ¿Revolucionarios y defensores de la libertad de expresión? No sé yo hasta que punto unos tipos como estos que tenían canciones con títulos como "Una zorra es una zorra" (canción que por cierto no se escucha en el film) pueden ser héroes de nada. Salvo héroes del macarrismo y la ideología más retrógrada del macho moderno. Sin duda calentaron el debate racial y de la libertad de expresión artística y se hincharon de vender discos, acumular dinero y gastárselo en "zorras". Pero su legado no ha servido precisamente para mejorar derechos humanos, igualdad de género o dejar en buen lugar a gays y lesbianas.




Pero claro, hacer una interpretación social y moral sobre N.W.A. sería injusto si lo que queremos es hablar de lo cinematográfico. Y la historia de N.W.A. es digna de ser contada, otra cosa es que sea ejemplar o sirva para encumbrarlos de héroes de algo....Ice Cube, Dr. Dre y compañía eran un puñado de impresentables y su supuesto talento artístico chocaba con su estreches de miras y de empatía por mujeres y homosexuales. No puedes simpatizar con semejante pedazo de escoria surgida de Compton. Pero se puede utilizar su ejemplo para evidenciar que queda mucho por luchar por los derechos sociales en general.

Straight Outta Compton es un buen film de entretenimiento, emocionante y bien narrado. Con buenos actores jovenes y desconocidos (entre ellos el hijo de Ice Cube interpretando a su padre) y que sirve de pseudocumental para empezar a saber un poco más del hip hop de la época y cómo nacieron muchos mitos raperos. No es una obra maestra ni sirve para dar fe de lo qeu ocurrió realmente con ellos. Es simple cine comercial disfrazado de panfleto revolucionario. Pero ya que ha sido financiado por algunos de los grandes estudios de Hollywood no es más que otra película para ver mientras comes palomitas y luego olvidar fácilmente. Eso sí, puede que sirva para poner de moda los biopics raperos...ya hay más de uno puesto en marcha en Hollywood...que nos sea leve.

LO MEJOR: Lo entretenido que es el film y el poder conocer los entresijos del hip-hop mítico de una época...dos horas y media de historia interesantísima.

LO PEOR: Que se dejan muchas cosas fuera y que nos ofrece una visión algo blanda de lo que fue una historia dura y destructiva como pocas en el mundo de la música moderna...y ese Paul Giamatti perdidísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario