miércoles, 5 de julio de 2017

FISH TANK (2009): UNA LOLITA REBELDE SE ENAMORA DEL NOVIO DE SU MADRE

 
Una adolescente de 15 años, Mia, vive en un barrio marginal con su madre borracha y su hermana pequeña que va por el mismo camino que la adolescente: dejar el colegio y no tener nada bueno que hacer. A Mia le gusta bailar hip hop y quiere ser bailarina profesional, pero en su barrio no tiene amigas, se pelea con las que lo fueron, bebe y se mete siempre en lios...todo eso cambiará cuando aparece el nuevo novio de su madre (Michael Fassbender), un hombre que se porta bien, las trata bien a ella y su hermana, las cuida y le da consejos sobre lo de ser bailarina...pero cuando todo empieza a ir mejor en su vida sucede algo terrible...se topará, una vez más, con la cruda realidad de la condición humana...


Dirigida y escrita por la directora británica Andrea Arnold (aún está reciente su último film American Honey, de nuevo sobre jovencitas con problemas) y protagonizada por la joven y debutante  Katie Jarvis (la directora la encontró en una estación de tren cuando la chica acababa de pelearse con su novio y le ofreció el papel) y un entonces poco conocido Michael Fassbender esta Fish Tank es una obra maestra del cine realista y social. Y sigue el camino abierto por otros films de adolescentes con problemas como Kids (1995) de Larry Klark o Lilya Forever (2002) de Lukas Moodysson. Solo que Fish Tank se aleja de cualquier tipo de sensacionalismo y resulta incluso más realista, más directa al hueso. Y es que se plantean problemas diversos que debe afrontar una adolescente que le ha tocado afrontar el lado más duro de la vida urbana: esa vida urbana en un barrio marginal con probemas familiares, de violencia y de aislamiento social.




 MIa, su familia y su entorno social

El film se centra por un lado en esos problemas urbanos de cualquier joven desfavorecido además de en los problemas domésticos y también de los emocionales. El despertar amoroso de una chica que hasta ese momento solo ha concido a gente impresentable resulta conmovedor con la actriz Katie Jarvis metiéndose de lleno en la piel de la adolescente rebelde con causa y llevándonos hasta su repugnante realidad que debe afrontar cada día. Y ese viaje desde la desesperanza hasta la esperanza y el despertar del amor es lo valioso del film que en la recta final, además, nos enfrentará como a su protagonista con la cruda realidad de la vida y de uno mismo, los desengaños y el dolor que puede hacer la vida con tan solo vivirla...


 Algunos de los mometos íntimos y conmovedores entre Mia y el novio de su madre


Un film ejemplar en esto de plasmar el realismo social y crudo de la vida urbana de muchos jóvenes y con momentos muy tiernos (como todos esos momentos íntimos en que el novio de su madre se preocupa por el pie herido de Mia y el como la cuida: atención a la escena en que Michael Fassbender coje a la chica para que no tenga que caminar con el pie herido o cuando la acuesta en su cuarto y la tapa con una manta) y románticos que desembocan en un final tan crudo y realista como el resto del metraje. Una obra maestra sin duda alguna.


Mia bailando y dando cabezazos a las otras chicas del barrio


LO MEJOR: Los momentos tiernos y conmovedores dentro de una historia dura y triste y esa joven Katie Jarvis haciendo una interpretación maravillosa.

LO PEOR: Que la vida es tan jodida como se ve en esta película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario