martes, 26 de septiembre de 2017

SONNY (2002): NICOLAS CAGE Y LA PROSTITUCIÓN MASCULINA

 
Debut en la dirección de Nicolas Cage (en la cima de su popularidad y éxito y que hasta el momento no ha vuelto a dirigir nada más) que con un guión del mediocre de John Carlen se adentra en el mundo de la prostitución masculina para mujeres en el Nuevo Orleans de 1981. De hecho, Cage y su guionista investigaron el tema antes del rodaje para tener una idea fidedigna de cómo funcionaba ese mundo muy pocas veces retratado en profundidad en el cine (American Gigoló con Richard Gere o American Playboy con Ashton Kutcher van sobradas de glamour y comercialidad, pero apenas se plantean cuestiones tan amargas y agridulces como en Sonny ni son tan realistas).





Sonny es un chico de 26 años que tras regresar del ejército quiere montar un negocio con un amigo de sus días de soldado, mientras vuelve a su casa con su madre que vive de la prostitución (ya no ejerce pero tiene a una nueva e ingenua chica llamada Carol a la que enseña y explota) y que además ella misma inició a su hijo en la prostitución...pero Sonny no quiere volver a vender su cuerpo a mujeres mayores y con dinero, quiere tener una vida normal...aunque tendrá que volver a prostituirse cuando su amigo no pueda trabajar con él en el neogico que tenían pensando montar...así empezará a trabajar con Carol, la nueva chica de su madre, prostituyéndose los dos y enfrascados en una espiral de frustración y decadencia...


Historia de perdedores, con un elenco interesante (Mena Suvari, Harry Dean Stanton) y protagonizado por un actor guaperas pero con poco talento para el drama intenso (James Franco) que aquí se excede a veces con la sobreactuación (porque no sabe actuar, salvo poner cara de chico interesante). Aún así una disfrutable película si te gustan las historias de perdedores sin suerte, dramas domésticos y morbo sexual. y Con Harry Dean Stanton en su papel de "amiguito" de la madre del protagonista soltando diálogos tan cachondos como este:

-Si te llevo al restaurante ¿vendrás a pasar la noche a mi habitación?
-Henry, decirme eso delante de mi hijo...
-¿Temes que se escandalice? Es un hombre hecho y derecho. Además, le has tenido por ahí vendiendo su polla desde que tenía 12 años.
En otro momento le dice a la madre de Sonny:

-Oye, tienes el coño más bonito del mundo.


                                                         La guapísima Mena Suvari

Además contamos con un psicodélico cameo del propio Nicolas Cage como proxeneta gay cocainómano o escenas sórdidas como cuando Sonny tiene que follar vestido de policía con una vieja ricachona y ella le pide que la viola con la porra o la de Sonny y Carol follándose a un matrimonio con ese impagable diálogo entre Sonny y la vieja:

-¿Qué vas a hacerme, Sonny?
-Follarte hasta reventarte...



Un buen film, grata sorpresa por parte de Nicolas Cage (nadie esperaba que tuviera algo de talento para dirigir) y otra oportunidad de disfrutar de una actriz tan olvidada hoy día como Mena Suvari. Una pequeña joya de culto para cinéfilos con inquietudes...

                                                  El delirante cameo de Nicolas Cage

LO MEJOR: Las escenas de sexo sórdido y la guapa Mena Suvari, y Harry Dean Stanton en su salsa de eterno perdedor.

LO PEOR: Elegir a James Franco como protagonista, todo lo que tiene de guapo le falta de talento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario