viernes, 6 de octubre de 2017

Mr. BROOKS (2007): SANGRE, SEXO Y KEVIN COSTNER


El director Bruce A. Evans (guionista de pelis míticas de los años 80 como Starman o Cuenta Conmigo) debutó como director con Kuffs, Poli Por Casualidad (1992) bodrio al servicio de unos jovencícimos Milla Jovovich y Christian Slater...15 años mas tarde Bruce va y dirige su segundo film y le sale una obra maestra como esta: Mr. Brooks que escribe junto con Raynold Gideon (viejo amigo suyo) y es ese guión el que lee Kevin Costner y queda tan impresionado que declara que es el guión más perfecto que ha leído nunca!



Y es que cuando el guión de Bruce A. Evans y Raynold Gideon llegó a manos de Kevin Costner (parece ser que los guionistas siempre pensaron en Costner para encarnar al protagonista de la historia Earl Brooks) Costner se implicó a fondo y decidió producir el film con su productota Tig Productions. Y es que interpretar a un psicópata asesino (adicto al asesinato dice el propio Brooks) que es un empresario de éxito y padre y marido ejemplar que en su horas libres le da por masacrar a gente no tiene desperdicio...más si ese psicópata tiene un amigo imaginario producto de su psicopatía y hace que piense como dos personas a la vez siendo el asesino más perfeccionista e inteligente que se ha visto en el cine (dejando a gente como Hannibal Lecter en un simple chiste).




El argumento del film es este: tras dos años sin matar porque el señor Brooks ha ido a reuniones de Alcohólicos Anónimos para combatir su adicción al asesinato su amigo imaginario (interpretado por William Hurt) le convence para matar a una parejita. Así vuelve a las andadas y a pesar de su perfeccionamiento en la técnica del asesinato sin dejar rastros ni huellas comete un error y un vecino pervertido le hace chantaje con unas fotos que tiene de él en el escenario del crimen, pero el chantajista no quiere dinero quiere acompañar al señor Brooks en uno de sus asesinatos para parender y disfrutar de la experiencia...así el señor Brooks se ve obligado, de nuevo, a asesinar por más que lo quiere dejar. A eso se añade una obsesiva agente de policía (Demi Moore) que le sigue los pasos y la preocupación de que el señor Brooks sospecha que su guapa y encantadora hija también es una psicópata en sus horas libres...




Magistral film con un guión potente que logra sorprender en un género tan visto y estereotipado como el de los psicópatas asesinos. Un guión inteligente porque ni imita las pelis de Hannibal Lecter ni a los slasher tradicionales ni se regodea en el sexo o el gore. Todo está milimétricamente calculado y es una gozada disfrutar por fin de un film que no toma por tonto al espectador y le ofrece una buena dosis de depravación exquisita e inteligente. Y además Kevin Costner se entrega a fondo tanto cuando en un par de ocasiones tiene que salir desnudo de cuerpo entero como cuando se tiene que embadurnar de sangre en una secuencia gore.  No todos los días se ven estrellas como Costner y Demi Moore en un film así. Ni un guión con personajes tan trabajados (practicamente no hay personajes secundarios de relleno, todos tienen sus peculiaridades y su transfondo importante) que te sorprenda a cada minuto.

Y es que Mr. Brooks que después de cada asesinato incinera la ropa que ha usado en su propio incinerador, que pasa la aspiradora allí donde ha matado y que recupera las balas que dispara de las paredes o se tapa con plástico las manos al disparar es el asesino más metódico y perfeccionista que se ha visto nunca en el cine (ríete de Seven de David Fincher).




Además el detalle de la hija (interpretada por la entonces desconocida y muy guapetona Danielle Panabaker) que puede haber heredado su psicopatía es brillante, por no hablar ese impagable personaje del amigo producto de su imaginación esquizofrénica que es Willian Hurt en un papel hecho a su medida: el de cabrón frío y calculador que va asesorando al señor Brooks en cada situación para seguir disfrutando de su vicio favorito "matar gente".

Brutal, inteligente, exquisita, elegante...es rarísimo encontrarse con un film como este que en su día llamó la atención en ciertos festivales de género pero que pasó desapercibida en taquilla y no logró el éxito que merecía.

Una de las obras maestras definitivas de este siglo y otra prueba más de que cuando quiere Kevin Costner hace cine de calidad...

 La guapetona Danielle Panabaker que hace de hija de Kevin Costner en el film


LO MEJOR: Las charlas entre Kevin Costner y William Hurt son tan inteligentes y divertidas que deberían haberle dado un Oscar a cada uno. Demi Moore dándolo todo. La belleza de Danielle Panabaker. La impresionante y brutal recta final del film...

LO PEOR: El personaje de la mujer de Mr. Brooks interpretado por Marg Helgenberger es de relleno, es el único personaje en el que no profundiza el guión.

CURIOSIDADES: Según algunas entrevistas que se le hicieron a Kevin Costner este declaró que era el primer film de una trilogia...

Uwe Boll estuvo a punto de dirigir el film, Kevin Costner le ofreció esa oportunidad...pero la rechazó...y así Bruce A. Evans se convirtió en el director de su propio guión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario