miércoles, 25 de octubre de 2017

UNA HISTORIA DE VIOLENCIA (2005): CUANDO CRONENBERG DEJÓ DE HACER CINE INTERESANTE (Y EMPEZÓ A ABURRIR A LAS OVEJAS)

Basada en una novela gráfica (término más refinado para referirse a un cómic) Una Historia de Violencia era otra demostración de hasta donde se podía arrastrar David Cronenberg por las cloacas del cine...sus fascinantes e impactantes películas de los años 80 y 90 habían quedado muy atrás (Videodrome, La Mosca, Inseparables, M. Butterfly, Crash) y desde el fiasco de Existenz (1999) su cine se volvió por arte de magia en convencional y aburrido. ¿Qué había pasado? ¿Se hartó de ser original? ¿Se aburrió de las ideas frescas e impactantes? ¿Le lavaron el cerebro?



Seguimos sin saber qué pasó con Cronenberg y su cine en este siglo XXI, pero estaba claro que no era el mismo hombre, la misma persona. Incluso presuntas rarezas como Spider no eran más que otro ejercicio de aburrimiento cinéfilo. Una Historia de Violencia (cuyo protagonista Viggo Mortensen es un borrador del protagonista de Promesas del Este) plantea una idea mil veces vista en cine: el hombre tranquilo con pasado secreto y turbio (al más puro estilo del Sin Perdón de Clint Eastwood, por ejemplo) y eso es lo que le pasa al protagonista del film, un buen día su tranquila vida en un pueblo tranquilo se ve alterada por la llegada de unos criminales que destapan, sin querer, el oscuro pasado del hombre (padre de familia honrado con hijos y un acafetería humilde) que tenía engañados a todo el mundo: empezando por su mujer e hijos.




El problema con el film (dejando aparte el argumento poco original, pero interesante de todas formas) es que parece un telefilm con esa estética pobre y la falta de ideas formales. No sabemos si es que hubo un presupuesto muy bajo (eso explicaría la sencillez de puesta en escena y la falta de decorados con algo más de interés) pero la pobreza estética del film es casi insultante, por no hablar del guión simplista y sin riqueza alguna. Solo hay que ver la secuencia inicial donde incluso se asesina a una niña (fuera de cámara, claro) y queda todo frío y aburrido...solo se reconoce a Cronenberg por algún momento gore (cuando el prota mata con al cafetera a uno de los que entran a robar a su cafetería) o ese plano de la mosca zumbando en la ventana como metáfora de cómo se está enturbiando el ambiente en casa de los protagonistas...




Por lo demás un elenco de actores muy sugerente (Ed Harris, Maria Bello, William Hurt) casi totalmente desaprovechados (lo de William Hurt es más un cameo que otra cosa!) y solo Maria Bello con su belleza y talento aporta los mejores momentos del film (casi todo ellos en un par de escenas sexuales!)

En fin, un film que podría haber dado para más pero que Cronenberg se empeña en enterrarlo en la más repugnante mediocridad. 


 Una de las escenas sexys de Maria Bello en el film: cuando se viste de animadora de instituto para excitar a su marido.


LO MEJOR: María Bello derrochando morbo sexual (atención a la escena donde se viste de animadora de instituto para follar con su marido)

LO PEOR: La sorprendente falta de talento estético y visual del film (aparte de todo lo demás)

No hay comentarios:

Publicar un comentario