martes, 5 de diciembre de 2017

EL CASO SLOANE (2016): FRIALDAD CALCULADA O EL CINE SIN SANGRE EN LAS VENAS

 
El Caso Sloane es una de esas películas con final sorpresa, guión lleno de giros espectaculares, actores con cara de grandes actores y banda sonora de violines impactantes...o sea, es uno de esos films hechos para que quede claro que tratan algo importante y merecen un millón de Oscars...el problema es que precisamente esas intenciones hacen demasiado forzado y artificial el invento: el film.





Es difícil creerse esta historia supuestamente hiperrealista sobre cómo funciona la política USA (y el sistema de Lobbys) si metemos sorpresas tramposas, cucarachas cibernéticas (sí, habéis leído bien) y una protagonista tan fría y calculadora como brillante e imposible (casi es una superheroina de Marvel!). La estructura del film además está ya muy vista: se inicia con un momento de crisis y luego venga largos flashbacks contándonos de dónde viene todo hasta llegar al gran problema presente...algo ya muy visto y usado en el cine del siglo XXI. Así que sí, esto es una mezcla (en lo esquemático) de El Sexto Sentido de Shyamalan con el estilazo de Seven de Fincher y esquema a lo Múltiple...de nuevo de Shyamalan...



Aquí Jessica Chastain es una adicta al trabajo (como lobbista), adicta a las pastillas de colores (anfetas, sobre todo) maquiavélica, despiadada y una hija de la gran puta que resulta brillante por no tener vida propia (salvo cuando paga a un gigoló para follar a secas). Y aparte de retratar los entresijos más podridos de la política USA en realidad es un retrato de la señorita Sloane, lo cual hace que sea uno de esos espectáculos del actor protagonista de turno, en este caso la Chastain, luciéndose tanto con su talento interpretativo como con su belleza física (y la Chastain derrocha, además morbo y fascinación por cada poro de su piel de alabastro). Pero ya digo que todo esto que promete y que ha hecho babear a muchos críticos y cinéfilos se viene abajo por lo artificial y forzado (e irreal) que acaba siendo el conjunto, el guión y los adornos cinematográficos (esa banda sonora omnipresente). Así que salvo para fans que se masturban viendo en pantalla con la Chastain poco queda aquí de interés cinéfilo...una pena. Un film más sencillo y menos deseoso de impactar hubiera logrado mejores resultados...eso sí, la parte en que vemos la relación de Jessica Chastain con el hombre joven y guapo con quien hace sexo por dinero (un gigoló de lujo) está muy bien expuesta y contiene las mejores ideas del guión...






LO MEJOR: La belleza y el morbo de Jessica Chastain y una deliciosa Allison Pill.

LO PEOR: El guión lleno de trucos baratos para sorprender e impactar y esos personajes que siempre tienen cara de pensar mucho y dar mucha importancia a todo....o sea, sobreactuando todo el rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario