lunes, 22 de enero de 2018

THE DIVIDE (2011): DECADENCIA, APOCALIPSIS Y SEXO ESCABROSO

 
Dirigida por el francés Xavier Gens y escrita por Karl Mueller y Eron Sheean (ambos debutantes como guionistas en formato largo) una película sobre el apocalipsis humano (o al menos el de Nueva York) donde todo empieza por un grupo de personas que se refugian en los sótanos de un edificio de apartamentos ante un ataque nuclear (que nunca quedará muy claro quienes han sido los autores si los norcoreanos, musulmanes radicales o incluso extraterrestres!) y que son liderados por el encargado de ese edificio, un tal Mickey (encarnado por el mítico Michael Biehn), a partir de entonces empieza una difícil convivencia y supervivencia....



Así tenemos una película de supervivencia con un grupo de seres humanos encerrados en un lugar muy limitado y que debe intentar luchar no solo contra la falta de alimento y agua sino, lo peor, contra sí mismos y sus compañeros...desde luego el film es un retrato (o pretende serlo) de lo fácil que el ser humano entra en decadencia y se degenera hasta límites insospechados. Aquí un grupo de jóvenes, una madre con su hija pequeña, un veterano con oscuro pasado y alguno más debe convivir con el egoismo, cinismo y amoralidad que el ser humano no tarda en demostrar en situaciones límite o donde las reglas morales o legales dejan de existir literalmente.





De ahí los cambios de poder en el grupo, las aberraciones morales y sexuales, la violencia a flor de piel, la filosofía de pacotilla, la desesperación y sobre todo el hundimiento en la decadencia física y moral que destruye a cualquiera...o casi, ya que la heorina final de esta historia (el personaje de Lauren German) consigue aguantar hasta el final (algo quizá poco creíble) pero que de poco le sirve ante la desoladora verdad que descubrirá...






Un film que plantea cosas interesantes, no demasiado original, y que teóricamente debería funcionar muy bien y solo lo hace en parte. Claro está con mejores actores y algo más de presupuesto quizá hubéramos tenido una obra maestra (y con un director algo más personal y genial), pero se queda en la típica rareza de festival para fans del género (cine apocalíptico degradante) o para pasar un rato si no eres demasiado exigente. Eso sí, hay que reivindicar el gran trabajo de Rossana Arquette como madre que pierde a su hija y se hunde en una esperial aberrante de sexo escabroso (impactante su escena donde se convierte en esclava sexual de dos de los hombres encerrados), es quizá el más humano de los personajes aquí retratados... 


Rossana Arquette dándolo todo en el film...



LA CURIOSIDAD: El rodaje se vio retrasado por la famosa erupción del volcan islandés de aquella época y el casting original con Melissa George, Seann William Scott y Robert Patrick se quedó fuera.

LO MEJOR: La crudeza del planteamiento, Rossana Arquette dándolo todo y el devastador final.

LO PEOR: La mugre de diseño, la sobreactuación de muchos actores (por otro lado algo lógico) y que su metraje de dos horas es excesivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario