lunes, 12 de febrero de 2018

COLOMBIANA (2011): ANTES LA ESTÉTICA QUE LA ÉTICA

 
Luc Besson tenía escrito el guión de Mathilda (secuela de Leon de 1994 aquel film donde una Natalie Portman de 12 añitos se enamoraba de Jean Reno y quería ser asesina a sueldo) donde el personaje encarnado por Natalie Portman era ya adulto y se dedicaba al oficio de asesina a sueldo. Pero ante los diversos problemas para sacar adelante la secuela (la productora Gaumont no quería ceder los derechos, Natalie Portman no estaba disponible nunca) Besson optó por llamar al guionista Robert Mark Kamen (Karate Kid III, Transporter) y reescribir el guión donde de nuevo tenemos a una niña que tras la muerte de sus padres quiere convertirse en asesina a sueldo para vengarse (sí, lo mismo que la Mathilda de 12 años del film Leon The Professional), así producida por su propia compañía EuropaCorp y dejando la dirección al mediocre Olivier Megaton (Transporter 3) tenemos una especie de borrador de lo que hubiera podido ser el film Mathilda pero en vez de con Natalie Portman como protagonista tenemos a Zoe Saldana....
 
 

¿Y qué ofrece esta pseudosecuela de Leon? Pues por un lado una relectura de la Mathilda Lando del film Leon ahora reconvertida en una niña colombiana de 9 años capaz de clavar la mano de un hombre a una mesa con un machete y saltar por cornisas al estilo HIt-Girl pero con uniforme escolar...y luego, con la prota de adulta, un espectáculo erótico festivo a costa del cuerpazo escultural de Zoe Saldana y pretendidas set-pieces de acción presuntamente espectaculares y potentes...pero en realidad es más espectacular contemplar el cuerpo de Saldana con la mínima ropa posible (algunas escenas parecen puro soft porn de los 70's) que seguir el estúpido guión lleno de tópicos y lugares comunes (no, esto no es un film de Jason Bourne ni James Bond, ni siquiera algún bodrio de Jason Statham)





Así que tenemos unos cuantos tiros, algunas escenas irreales de acción (sobre todo las protagonizadas por la niña de 9 años al princpio del film), pretendida diversión de serie B (Colombiana entra dentro de la categoría de infrafilms de la Cannon protagonizados por Chuck Norris) y un guión tan infame que casi es simpático. Por el medio un Jordi Mollá en plan jornalero de Hollywood, una fotografía plagiada de los films de Tony Scott (El Fuego de la Venganza, por ejemplo) y un montón de infamia y estupidez comercial. Pero todo eso no importa porque Zoe Saldana es una preciosidad y su cuerpo moreno y escultural nos distrae de la imbecilidad del guión y de las escenas ridículas y grotescas que tenemos que contemplar.







En definitiva un film para onanistas y fans de Zoe Saldana y un ejemplo del peor cine comercial hecho por y para ganar un fajo de billetes sin la más mínima vergüenza o decencia intelectual.






 El cuerpazo de Zoe Saldana...lo mejor del film



LO MEJOR: El cuerpazo de Zoe Saldana.

LO PEOR: Que a esto se le llame "cine".

No hay comentarios:

Publicar un comentario