lunes, 23 de abril de 2018

STAR WARS LOS ÚLTIMOS JEDI (2017): EL RECICLAJE DE IDEAS ES UN BUEN NEGOCIO

 
Leia volando por el espacio en plan Superman...Laura Dern con un corte de pelo a lo Elizabeth Banks de Los Juegos del Hambre...John Boyega cuyo personaje a lo largo del film no hace nada que influya en la trama (o sea, que eliminas su personaje y no se notaría en el montaje final!)...Luke Skywalker sin ganas de nada nada más que de morirse...y entre medias mucho reciclaje de El Imperio Contraataca (ese inicio con los rebeldes huyendo, los malos atacando en la nieve). O sea, ni una nueva idea fresca y mucho remake absurdo...o mejor dicho: usar los mismos trucos de la trilogía original...



A estas alturas Star Wars no es más que una fábrica de churros...una tras otra nos estrenan películas basadas en el universo  creado por Lucas y casi sin aportar ideas nuevas...sino que entre reciclaje de ideas y cameos (aquí son C3-PO, R2-D2 y Yoda) intenta contentar a las hordas de fans de la saga...freaks con mucho dinero para gastar en estas tonterías...pero ¿hay algo salvable en este engrendro cinematográfico? No mucho, entre una Daisy Ridley con menos carisma que el palo de una fregona y un Mark Hamill deseando que acabe todo y cobrar su cheque hay una Carrie Fisher intentando ser actriz de nuevo (y fracasando), un millón de efectos digitales, un Adam Driver enseñando el pecho depilado y una sorpresa final que ya utilizaron en su día con Obi Wan Kenobi...




Después de 7 películas y un spin-off, aún nos tienen que explicar otra vez lo que es la puñetera Fuerza...porque el público que ve estas pelis en el cine es idiota o tiene menos de 7 años. Y es que la Disney que está detrás de todo esto sabe muy bien como atontar a las masas y que pasen por taquilla a ver bodrio tras bodrio...aunque como este incluya esas secuencias del casino donde de repente parece que estamos ante una película mala de James Bond...¿demencial? Pues claro, aquí nada tiene mucho sentido más allá de remakear la trilogía original una y otra vez...un mal con máscara, Leia y Luke, una heroina sin sangre en las venas, una sorpresa final copiada del primer film de Lucas, y un eterno deja vu ideal apra fans enfermizos de Star Wars.



El cinéfilo que busque algo nuevo o emocionante lo tendrá difícil para congeniar con semejante compilación de ideas ajenas recicladas para que nadie cambie en el universo Star Wars...que es el universo de los fajos de billetes en taquilla...así que no hay mucho más que decir...el último film de Star Wars es tan malo como el anterior, pero seguro que el próximo será aún peor, no os preocupéis. Y los borregos seguirán pasando por taquilla...al fin y al cabo no tienen otra cosa mejor que hacer...



LO MEJOR: Cuando se acaba la película.

LO PEOR: Tener que soportar a John Boyega cuya personaje no influye lo más mínimo en la trama del film. Y el patético y triste cameo de C3-PO

 

jueves, 19 de abril de 2018

DREAM IT OUT LOUD (2007): UN FILM DE CULTO SOBRE DOS NIÑOS ENAMORADOS



Film de culto conocido por muy diversos nombres (Have Dreams, Will Travel, West Texas Lullaby, A West Texas Children's Story, Dream It Out Loud) escrito y dirigido por Brad Isaacs (productor y guionista de series de televisión como la mítica Roseanne) en lo que era su debut en el cine y única película que ha hecho hasta el momento. La historia ambientada en Texas en 1967 va sobre un niño llamado Ben (Cayden Boyd) que vive falto del cariño de sus padres que un buen día ve como un accidente de automóvil cerca de su casa deja como única superviviente a una niña llamada Cassie (AnnaSohpia Robb) que sale ilesa salvo por un brazo roto. Mientras la niña se recupera en su casa cuidada por los padres de Ben ambos niños se hacen íntimos y un buen día deciden escaparse juntos en busca del hogar de los tíos de ella en Baltimore...


Brad Isaac en el rodaje del film


Con un elenco lleno de nombres conocidos como Val Kilmer, Heather Graham, Matthew Modine o Lara Flynn Boyle sin embargo todo el protagonismo recae en los jovencícimos AnnaSophia Robb (la niña de Un Puente Hacia Terabithia) y Cayden Boyd y sus aventuras llenas de ternura, amistad y romance. Un proyecto personal de Brad Isaacs, rodado en Nuevo México con muy poco dinero, de hecho hubo problemas de producción, descontento entre los técnicos por el sueldo e incluso tras acabar el rodaje el film no ppudo estrenarse hasta año y medio detrás por culpa de la bancarota de la productora del film. Estos hechos hicieron que un film pequeño como este llegara a tener menor repercusión todavía y haya quedado algo olvidado y relegado a objeto de culto para cinéfilos con buen gusto capaces de buscar y rebuscar en las cloacas del olvido para rescatar pequeñas joyas como esta...






Val Kilmer llegó a trabajar gratis para el film, dentro de un programa de ayuda al cine de Nuevo México (donde vive en su rancho) y desde el principio se convirtió la producción en el típico proyecto qeu se levanta y se acaba haciendo por la pasión de los implicados. Un film para descubrir sin saber mucho...y disfrutarlo sobre todo por los que escapando de un mundo cínico aún crean en el amor y la ternura verdadera...








LO MEJOR: La ternura y frescura del film y la espléndida AnnaSophia Robb.

LO PEOR: La mala suerte que ha tenido el film desde su estreno hasta ahora, quedando casi totalmente olvidado para los cinéfilos de todo el planeta.


LA PELÍCULA ENTERA SUBTITULADA EN CASTELLANO:


miércoles, 18 de abril de 2018

FROM WITHIN (2008): JOYITA DE CULTO DEL CINE DE TERROR ACTUAL (Y ADEMÁS CON LA GUAPÍSIMA BRITT ROBERTSON)


 El director de fotografía Phedon Papamichael decide dirigir su segundo film para el cine (tercero si contamos su telefilm de debut) con el guión de Brad Keene (Los Profanadores de Tumbas) que es un guionista del que poco más hemos sabido...y con un elenco de lo más variopinto (Jared Harris, Adam Goldberg, una entonces desconocida Britt Robertson o la hija de Bruce Willis y Demi Moore la inútil de Rumer Willis)..de ahí sale esta serie B de terror...protagonizada por la desconocida Elizabeth Rice...




Y etamos ante un ejercicio interesante de terror, recuperando el interés por la denostada serie B del nuevo siglo. Aquí no hay excesos infográficos ni estética de telefilm ni desvaríos gore. Hay un buen guión, unas dosis ajustadas y eficaces de sustos terroríficos y un relato narrado con soltura y eficacia...aquí la historia empieza con una pareja de adolescentes qeu se suicidan consecutivamente: un chico que se pega un tiro en la cabeza y una chica que se clava unas tijeras en el cuello...todo ello en un pueblecito lleno de fervientes cristianos que hacen de la religión su forma de vida y de actuar. En el asfixiante clima cristiano los jóvenes del pueblo intetan divertirse como puede...pero ahora la gente empiza a suicidarse sin razón aparente...y las muertes extrañas se suceden...





 Y es que poco a poco descubrimos que cada testigo de uno de los suicidios acabrá suicidándose...¿por qué? Pues ahí estará la cuestión, la base del film que cuenta como un grupo de jovenzuelos se enfrenta a esta terrible y misteriosa amenaza...

Protagonizada por una eficaz Elizabeth Rice...el film además cuenta con la presencia de la guapísima y encantadora Britt Robertson (Tomorrowland, La Cúpula, El Viaje Más Largo) en un papel secundario (¿por qué no le dieron el papel protagonista?) y ya solo por eso valdría la pena el film, pero además estamos ante un buen film de serie B, modesto en su presupuesto pero más que digno en sus resultados. Si eres fan del terror lejos de espectáculos gore y sustos fáciles lo pasarás muy bien visionando esta joyita de culto...que además cuenta con un final muy potente durante los títulos de créditos finales...






LO MEJOR: Las dosificadas y estupendas escenas de terror, el potente final y la presencia de la guapísima y estupenda Britt Robertson (hoy es su cumpleaños!)

LO PEOR: Que Britt Robertson salga tan poco y no fuera la protagonista.




La guapisima Britt Robertson


martes, 17 de abril de 2018

HIGH ART (1998): SEXO, DROGAS Y LESBIANISMO


 
Escrita y dirigida por Lisa Cholodenko (Los Chicos Están Bien) en lo que era su debut en el cine (tras un par de cortometrajes) y con un potente elenco femenino (Radha Mitchell, Ally Sheedy, Patricia Clarkson), estamos ante un film de culto...




Una joven llamada Syd (Radha Mitchell) recien ascendida a Editora Adjunta de una revista de fotografía y que tiene novio conoce a su vecina de arriba que resulta ser una fotógrafa artística de prestigio Lucy (Ally Sheedy) con una novia llamada Greta (Patricia Clarkson) que es una actriz alemana con problemas de drogas... ambientado en un mundillo culto e intelectual lo que aquí pasará es la historia de amor fascinante entre la madura fotógrafa y la jovencita editora entre alcohol, nicotina y drogas...con pedantes y snobs de por medio y parejas insatisfechas que solo dan el coñazo...y es que el amor es algo muy delicado y muy difícil, complejo en su sencillez...y las dos protagonistas de esta historia intentan dejarse llevar por sus sentimientos y emociones aunque lo tengan todo en contra...






El mítico film de John Sayles Lianna o La Vida de Adele...son películas sobre una chica hetero que se enamora de una chica mayor y lesbiana...y de hecho esta High Art es un claro antecedente de La Vida de Adele (un film más amplio y ambicioso pero que parte de una premisa muy parecida: la fascinación erótica y romántica de una jovencita por alguien mayor y con más cultura). Y en ese sentido este es un film más modesto pero encantador, con un trabajo estupendo y brillante de una Radha Mitchell que es pura sensibilidad, carnalidad y delicadeza...una belleza cuasiadolescente, tierna, con sus gafitas para leer fascinando a la artista madura que encuentra no solo a su musa sino a su objeto de deseo sexual y romántico...y como todas las grandes historias de amor en el cine...es imposible...






 La escena de la bañera: Radha Mitchell derrochando sensualidad...


Maravillos film, estupendas actrices en estado de gracia y muy comprometidas (sobre todo la angelical Mitchell) y una historia ideal para románticos que crean que el amor es algo que da tanto placer como dolor y que da sentido a la vida al mismo tiempo que la hace insoportable, porque descubres que sin amor no se puede vivir....una pequeña obra de culto del cine del pasado siglo...












LO MEJOR: Radha Mitchell guapísima y derrochando una sensibilidad conmovodera.

LO PEOR: Que te agobie el ambiente snob y pedante de los personajes.

LA CURIOSIDAD: Aquí el personaje de Ally Sheedy está inspirado en la fotógrafa de la vida real Nan Goldin